Circuncisión


La circuncisión es la remoción de un trozo de prepucio o piel que cubre el glande o extremo anterior del pene. Se realiza por razones religiosas, por sus beneficios de salud e higiene  evidentes  o por trastornos de la vida sexual.

Lo ideal es efectuarla en los primeros días de vida del bebé, pues sólo necesita anestesia local y no requiere poner puntos, pues se hace con instrumental especialmente  diseñado para  la circuncisión.

Empleo este mismo instrumental especializado  en niños o en adultos que necesitan ser circuncidados, con mejor resultado y  pronta mejoría de su operación.